Potenciales efectos de la suplementación con creatina en el control de la diabetes tipo 2

Potenciales efectos de la suplementación con creatina en el control de la diabetes tipo 2

7 February 2022 |Autor:Lic.Luis Alberto Gómez Marín |0 visitas

Autor: LN. Luis Alberto Gómez Martín, E.P.

Cuerpo editorial: Prof. Jorge L. Petro, ND. Mayra Márquez & Prof. Jana Kočí, PhD

La diabetes tipo 2 (DT2) es un trastorno metabólico caracterizado por hiperglucemia sostenida, que resulta por: la alteración en la secreción de insulina de las células pancreáticas; la acción de la insulina alterada (i.e., resistencia periférica a la insulina); o ambas condiciones. La hiperglucemia crónica en la DT2 se asocia con varios trastornos cardiometabólicos, como hipertensión, dislipidemia, aterosclerosis y obesidad visceral [1].

La DT2 es un importante problema de salud pública en todo el mundo, por los altos costos de salud para los sistemas de salud públicos y privados [1]. Según el Global Burden of Disease Study, la incidencia de diabetes aumentó de 11.3 millones en 1990 a 22.9 millones en 2017, mientras que la prevalencia aumentó de 211.2 millones en 1990 a 476.0 millones en 2017 [2]. En 2017, la Federación Internacional de Diabetes estimó que 451 millones de adultos viven con diabetes, y para 2045, este número podría aumentar a 693 millones si no se toman las medidas preventivas necesarias [1,3].

El manejo de la DT2 incluye tratamientos farmacológicos y no farmacológicos, en estos últimos se encuentran los cambios en el estilo de vida, intervención con dieta y ejercicio físico (EF) [4,5]. Asimismo, se ha estudiado el uso de suplementos dietéticos como parte del tratamiento de la DT2 o de sus desenlaces clínicos [6]. En este sentido, en las últimas dos décadas, la creatina (N-(aminoiminometil)-N-metil-glicina) también se ha propuesto como un suplemento dietético potencialmente capaz de mejorar el control glucémico (CG) y la resistencia a la insulina (RI) [1].

Es bien conocido que la suplementación con creatina (SCr) es una estrategia popular para mejorar el rendimiento físico en individuos sanos y atletas, debido a su eficacia para aumentar los niveles de creatina y fosfocreatina en el músculo esquelético [1]. Se dispone de evidencia robusta que indica que la SCr aumenta la fuerza muscular, la masa magra y mejora el rendimiento en entrenamientos de fuerza y de alta intensidad [7-9]. Aparte del rendimiento deportivo, la SCr tiene efecto también en el contexto de la salud y en el manejo terapéutico de varias enfermedades (para más información, se sugiere remitirse a Kreider & Stout [10]), destacándose, que se ha propuesto su potencial en la prevención y tratamiento de la DT2 [1,11,12].

En estudios preclínicos se ha mostrado el efecto de la SCr en los desenlaces clínicos asociados con la DT2. Por ejemplo, en ratas [13] se ha reportado que la SCr aumentó el contenido total de creatina en el páncreas y, asimismo, resultó en una secreción elevada de insulina en respuesta a una prueba oral de glucosa; en esta misma línea, Op’t Eijnde et al. [14] observaron que la SCr en ratas Goto-Kakizaki (un modelo animal de DT2 hereditaria), incrementó el contenido de creatina muscular y redujo el índice insulinogénico (i.e., un índice de función de la célula beta pancreática), por lo tanto, se propone que la SCr puede mejorar la sensibilidad a la insulina en sitios extrapancreáticos. En humanos, ensayos clínicos controlados han mostrado que la SCr, combinada con un programa de EF, mejora el CG en pacientes con DT2 [11], además, hay reportes que muestran que es segura para la función renal en estos tipos de pacientes [12]. Por otra parte, un ensayo piloto aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, la SCr (5 g/día de monohidrato de creatina, por 12 semana) no tuvo efectos adicionales sobre marcadores de inflamación (e.g., proteína quimioatrayente de monocitos 1, interleucina-6) y la RI en adultos mayores [15].

Según Solis et al. [1], entre los posibles mecanismos implicados en los efectos de la SCr para mejorar el CG, están: aumento de la secreción de insulina de las células beta del páncreas; cambios en la osmorregulación inducidos por la creatina; y mejora de la captación de glucosa inducido por la creatina a través de un aumento en el contenido o translocación del transportador de glucosa (i.e., GLUT-4); no obstante, en la actualidad no hay datos clínicos suficientes para respaldar todos estos mecanismos [1].

Figura 1. Posibles mecanismos relacionados con la creatina sobre el control glucémico. Los mecanismos potenciales que sustentan el papel de la creatina en el metabolismo de la glucosa implican: (1) aumento de la secreción de insulina por las células beta; (2) incremento en la expresión de genes relacionados con la osmosensibilidad; (3) aumento de la captación de glucosa a través del contenido y la actividad del transportador de glucosa tipo 4 (GLUT-4); (4) la suplementación con creatina podría mejorar los beneficios conocidos del ejercicio sobre el transporte de la glucosa/sensibilidad a la insulina. Cr: creatina; CreaT: transportador de creatina; IR: receptor de insulina; GLUT-4: transportador de glucosa; PKBa/Akt1: RAC-alfa serina/treonina-proteína cinasa; AMPK: proteína cinasa activada por monofosfato de adenosina.Tomado de: Solís et al. (2021).

En conclusión, en animales se han mostrado efectos promisorios de la SCr en los indicadores relacionados con la DT2, por ejemplo, en el CG y la respuesta a la insulina. Por otra parte, estudios en humano han mostrado un posible efecto de la SCr en el GC, especialmente cuando se combina con EF; no obstante, se requieren más ensayos clínicos controlados y aleatorizados para evidenciar si hay efectos independiente o aditivos (i.e., con y sin EF) de la SCr en la DT2, posibles mecanismos de acción, dosis óptimas e interacciones con medicamentos o suplementos.

CAPACITACIONES RECOMENDADAS.

Congreso Internacional sobre Creatina en la Salud y la Enfermedad

Referencias.

1. Solis MY, Artioli GG, Gualano B. Potential of Creatine in Glucose Management and Diabetes. Nutrients. Feb 9 2021;13(2)doi:10.3390/nu13020570

2. Lin X, Xu Y, Pan X, et al. Global, regional, and national burden and trend of diabetes in 195 countries and territories: an analysis from 1990 to 2025. Scientific reports. Sep 8 2020;10(1):14790. doi:10.1038/s41598-020-71908-9

3. Cho NH, Shaw JE, Karuranga S, et al. IDF Diabetes Atlas: Global estimates of diabetes prevalence for 2017 and projections for 2045. Diabetes research and clinical practice. Apr 2018;138:271-281. doi:10.1016/j.diabres.2018.02.023

4. LeRoith D, Biessels GJ, Braithwaite SS, et al. Treatment of Diabetes in Older Adults: An Endocrine Society* Clinical Practice Guideline. The Journal of clinical endocrinology and metabolism. May 1 2019;104(5):1520-1574. doi:10.1210/jc.2019-00198

5. Magkos F, Hjorth MF, Astrup A. Diet and exercise in the prevention and treatment of type 2 diabetes mellitus. Nature reviews Endocrinology. Oct 2020;16(10):545-555. doi:10.1038/s41574-020-0381-5

6. Li X, Liu Y, Zheng Y, Wang P, Zhang Y. The Effect of Vitamin D Supplementation on Glycemic Control in Type 2 Diabetes Patients: A Systematic Review and Meta-Analysis. Nutrients. Mar 19 2018;10(3)doi:10.3390/nu10030375

7. Bonilla DA, Kreider RB, Petro JL, et al. Creatine Enhances the Effects of Cluster-Set Resistance Training on Lower-Limb Body Composition and Strength in Resistance-Trained Men: A Pilot Study. Nutrients. Jul 4 2021;13(7)doi:10.3390/nu13072303

8. Mielgo-Ayuso J, Calleja-Gonzalez J, Marqués-Jiménez D, Caballero-García A, Córdova A, Fernández-Lázaro D. Effects of Creatine Supplementation on Athletic Performance in Soccer Players: A Systematic Review and Meta-Analysis. Nutrients. Mar 31 2019;11(4)doi:10.3390/nu11040757

9. Kreider RB. Effects of creatine supplementation on performance and training adaptations. Molecular and cellular biochemistry. Feb 2003;244(1-2):89-94.

10. Kreider RB, Stout JR. Creatine in Health and Disease. Nutrients. Jan 29 2021;13(2)doi:10.3390/nu13020447

11. Gualano B, V DESP, Roschel H, et al. Creatine in type 2 diabetes: a randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Medicine and science in sports and exercise. May 2011;43(5):770-8. doi:10.1249/MSS.0b013e3181fcee7d

12. Gualano B, de Salles Painelli V, Roschel H, et al. Creatine supplementation does not impair kidney function in type 2 diabetic patients: a randomized, double-blind, placebo-controlled, clinical trial. European journal of applied physiology. May 2011;111(5):749-56. doi:10.1007/s00421-010-1676-3

13. Rooney K, Bryson J, Phuyal J, Denyer G, Caterson I, Thompson C. Creatine supplementation alters insulin secretion and glucose homeostasis in vivo. Metabolism: clinical and experimental. Apr 2002;51(4):518-22. doi:10.1053/meta.2002.31330

14. Op't Eijnde B, Jijakli H, Hespel P, Malaisse WJ. Creatine supplementation increases soleus muscle creatine content and lowers the insulinogenic index in an animal model of inherited type 2 diabetes. International journal of molecular medicine. Jun 2006;17(6):1077-84.

15. Oliveira CLP, Antunes BMM, Gomes AC, et al. Creatine supplementation does not promote additional effects on inflammation and insulin resistance in older adults: A pilot randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Clinical nutrition ESPEN. Aug 2020;38:94-98. doi:10.1016/j.clnesp.2020.05.024