Efectos de la suplementación con creatina en la salud cerebral y la función cognitiva

Efectos de la suplementación con creatina en la salud cerebral y la función cognitiva

27 February 2022 |Autor:Esteban Alejandro Fuquene Bravo |0 visitas

Autor: Esteban Fuquene

Cuerpo editorial: Prof. Jorge L. Petro, MSc, ND. Mayra Márquez & Prof. Jana Kočí, PhD

Los efectos ergogénicos de la suplementación con creatina (SCr) están ampliamente documentados, con fuerte evidencia de sus propiedades en el aumento de la masa magra, la fuerza y el mejoramiento del rendimiento físico/muscular. Estos efectos han sido demostrados, particularmente cuando se combina con ejercicio, en diferentes grupos poblacionales; sus beneficios se han reportado con protocolos de suplementación usando solamente creatina o en conjunto con otros compuestos o nutrientes 1-4. Además de ser efectiva, la SCr es segura y bien tolerada a corto y largo plazo (e.g., hasta 30 g/día durante 5 años) en personas sanas, con ciertas patologías y en distintas etapas del ciclo vital 5; en este sentido, con base en el sistema de notificación de eventos adversos (CAERS) de la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), Jagim & Kerksick 6 señalan que solamente 22 de los 15274 (i.e., 0,144 %) informes de eventos adversos se relacionaron con la creatina durante el período 2018-2020, por lo tanto, hay una muy baja incidencia de efectos adversos de la SCr 6.

El papel mejor conocido de la creatina es el rápido suministro de energía mediante la entrega del grupo fosfato del fosfato de creatina (PCr) al difosfato de adenosina (ADP), dando como resultado la síntesis de trifosfato de adenosina (ATP); de esta forma, contribuye al mantenimiento del estado energético celular. Ahora bien, mientras que la mayor cantidad de creatina del cuerpo se encuentra a nivel muscular, el cerebro –al ser un órgano metabólicamente activo– suma un ~20% del consumo energético total. El tejido cerebral expresa principalmente la isoforma de creatina cinasa tipo B (B-CK), indispensable en el sistema ATP/CK/PCr, lo que sugiere que la creatina también puede ser relevante para la energía en el sistema nervioso 1.

Se ha informado que los síndromes de deficiencia de creatina, que involucran el agotamiento de la creatina a nivel del cerebral, se caracterizan por trastornos mentales y del desarrollo (e.g., retrasos en el aprendizaje, retraso mental, convulsiones y autismo), que pueden revertirse parcialmente con la SCr 1,7. Por otra parte, se ha propuesto que la creatina puede disminuir las concentraciones de especies reactivas de oxígeno (ROS), las cuales pueden causar efectos negativos significativos en la estructura celular; por consiguiente, se le atribuyen propiedades o efectos antioxidantes que, en cierta medida, puede tener grandes beneficios en pacientes con enfermedades neurodegenerativas.

Se ha planteado que el uso de protocolos SCr puede llegar a ser beneficioso en enfermedades neurodegenerativas, función cognitiva (FC), lesiones cerebrales, contusiones y algunos estados en los que se ve alterado el suministro de oxígeno (i.e. hipoxia), principalmente porque estas condiciones presentan disminución de las concentraciones de PCr y alteraciones en la demanda de ATP que, al presentarse, imparte un efecto negativo directamente sobre las capacidades neurocognitivas, de comunicación, personalidad y comportamiento; asimismo, se ha evidenciado una reducción en los dolores de cabeza, mareos y fatiga presentada en pacientes con lesiones cerebrales 1,8.

Con respecto a la FC, que hace referencia a múltiples habilidades mentales, que incluyen aprender, pensar, razonar, recordar, resolver problemas, tomar decisiones y prestar atención 9, los malos estilos de vida (e.g., la inactividad física o sedentarismo), el envejecimiento y las enfermedades neurodegenerativas se asocian con su disminución y que, en última instancia, afecta la calidad de vida 10,11. En este escenario, la SCr ha mostrado beneficios en la FC en diferentes grupo poblacionales como se evidencia en la Tabla 1, que resume los hallazgos de la SCr en la FC de estudios revisados reciente por Roschel et al. 1.

Tabla 1. Efectos de la suplementación con creatina sobre la función cognitiva.

Población

Protocolo de SCr

Pruebas cognitivas (PC)

Ref.

Resultados (R)

Mujeres mayores sanas

20 g/día + 5 g/día durante 24 semanas

PC: mini examen del estado mental, Stroop, creación de rastros, rango de dígitos, prueba de recuerdo diferido y la versión corta de la escala de depresión geriátrica

12

R: sin cambios

Ciclistas de montaña semiprofesionales, no vegetarianos, masculinos

20 g/día durante 7 días

PC: Tiempo de reacción simple y de elección, prueba de tareas de diferenciación, prueba de flancos de Eiksen y prueba de bloques de Corsi

13

R: La SCr aumentó el rendimiento en tiempo de reacción de elección, prueba de flancos de Eiksen y prueba de bloques de Corsi.

Mujeres jóvenes sanas (vegetarianas y carnívoras)

20 g/día durante 5 días

PC: recuerdo de palabras, tiempo de reacción simple y de elección, procesamiento rápido de información visual y prueba de asociación de palabras orales controladas

14

R: el rendimiento de la prueba de recuerdo de palabras se redujo en los consumidores de carne después de la SCr (i.e., comparación dentro del grupo). El rendimiento posterior a la SCr fue mayor en los vegetarianos que en los carnívoros.

Jugadores profesionales masculinos de rugby que sufrieron privación de sueño (3-5 h)

0,05 o 0,1 g/kg/mc durante 1 día

PC: prueba Rugby passing skill

15

R: la privación del sueño redujo la precisión de los pases y la SCr revirtió este efecto (i.e., tendencia a un mayor efecto con dosis más altas).

Adultos jóvenes sanos

20 g/día durante 5 días + 5 g/día durante 2 días

PC: prueba de intervalo de dígitos hacia atrás y matrices progresivas avanzadas de Raven.

16

R: El rendimiento de intervalo de dígitos hacia atrás aumentó después de la creatina.

Mujeres y hombres jóvenes sanos

5 g/día durante 15 días

PC: escaneo de memoria, emparejamiento de pares de números, atención sostenida, flanqueadores de flechas y prueba de coeficiente intelectual

17

R: se informó un aspecto de mejora en todas las pruebas cognitivas realizadas en el grupo de creatina.

Hombres y mujeres jóvenes sanos que estaban privados de sueño (24 h)

20 g/día durante 7 días

PC: generación de números aleatorios, recuerdo hacia adelante y hacia atrás, tiempo de reacción visual, equilibrio estático y estado de ánimo

18

R: la reducción del rendimiento se atenuó en el grupo de SCr para la generación de movimientos aleatorios, tiempo de reacción de elección, equilibrio y estado de ánimo.

Ancianos y mujeres sanos

20 g/día durante 7 días

PC: generación de números aleatorios, recuerdo hacia adelante y hacia atrás, y pruebas de memoria a largo plazo

19

R: el recuerdo de números hacia adelante, el recuerdo espacial hacia adelante y hacia atrás, y el rendimiento de la memoria a largo plazo mejoraron después de la SCr.

Hombres jóvenes sanos que estaban privados de sueño (36 h)

20 g/día durante 7 días

PC: generación de números aleatorios, recuerdo de números a corto plazo, tiempo de reacción visual, esfuerzo cognitivo, prueba de equilibrio dinámico y estado de ánimo

20

R: el rendimiento en la prueba de generación de números aleatorios mejoró después de la SCr.

Niños y niñas sanos

0,3 g/kg/día durante 7 días

PC: Stroop, prueba de aprendizaje verbal auditivo de Rey, matrices progresivas de Raven y prueba de creación de senderos

21

R: Sin cambios

Adultos jóvenes masculinos y femeninos saludables veganos y vegetarianos

5 g/día durante 6 semanas

PC: las matrices progresivas avanzadas de Raven y la tarea auditiva de intervalo de dígitos hacia atrás de Wechsler

22

R: la creatina mejoró el rendimiento en la prueba de Raven y la tarea de intervalo de dígitos hacia atrás.

Adultos jóvenes masculinos y femeninos sanos

0,03 g/kg/día durante 6 semanas

PC: Métricas de evaluación neuropsicológica automatizada

23

R: Sin cambios

Adultos mayores masculinos y femeninos institucionalizados (con plenas capacidades físicas y mentales preservadas)

5 g/día durante 16 semanas

PC: Cuestionario de Evaluación Cognitiva de Montreal (MoCA)

24

R: La creatina (más entrenamiento de fuerza) mejoró las puntuaciones de MoCA.

Adultos jóvenes sanos, hombres y mujeres, expuestos a hipoxia experimental

20 g/día durante 7 días

PC: prueba neuropsicológica que comprende memoria verbal y visual, golpecitos con los dedos, prueba de Stroop de codificación de dígitos de símbolos, prueba de cambio de atención, prueba de rendimiento continuo, estado de alerta y excitabilidad periférica y corticomotora

8

R: la suplementación con creatina compensó las disminuciones inducidas por la hipoxia en una serie de pruebas cognitivas.

Adultos jóvenes sanos, hombres y mujeres, expuestos a la fatiga mental (tarea de Stoop de 90 min)

20 g/día durante 7 días

PC: rendimiento psicomotor (tarea visomotora con hardware y software Fitlight), tarea de resistencia a la fuerza, prueba de Flanker, frecuencia cardíaca, glucosa en sangre, motivación de éxito y motivación intrínseca, estado de ánimo, índices de esfuerzo percibido y fatiga mental de la sesión.

25

R: La precisión en la tarea Stroop de 90 minutos y la fuerza (en la mano no dominante) mejoraron con la SCr. No se observaron otros efectos de la suplementación con creatina.

Adultos jóvenes masculinos y femeninos sanos

8 g/día durante 5 días

PC: Tarea de cálculo en serie (Uchida-Kraeplin).

26

R: Ambos grupos aumentaron el rendimiento medio. La fatiga mental, evaluada durante la segunda mitad de la prueba, aumentó solo en el grupo de SCr.

mc, masa corporal; SCr, suplementación con Creatina;

Finalmente, es posible concluir que el uso de la SCr puede mejorar la FC, presentar grandes beneficios en el cuidado de la salud cerebral y que, debido a su perfil altamente seguro, es una muy buena opción para reducir el daño y mejorar la recuperación en pacientes con lesiones cerebrales.

CAPACITACIONES RECOMENDADAS

Congreso Internacional sobre Creatina en la Salud y la Enfermedad

Referencias

1. Roschel H, Gualano B, Ostojic SM, Rawson ES. Creatine Supplementation and Brain Health. Nutrients. Feb 10 2021;13(2)doi:10.3390/nu13020586

2. Kreider RB, Stout JR. Creatine in Health and Disease. Nutrients. Jan 29 2021;13(2)doi:10.3390/nu13020447

3. Lanhers C, Pereira B, Naughton G, Trousselard M, Lesage FX, Dutheil F. Creatine Supplementation and Upper Limb Strength Performance: A Systematic Review and Meta-Analysis. Sports medicine (Auckland, NZ). Jan 2017;47(1):163-173. doi:10.1007/s40279-016-0571-4

4. Antonio J, Candow DG, Forbes SC, et al. Common questions and misconceptions about creatine supplementation: what does the scientific evidence really show? Journal of the International Society of Sports Nutrition. Feb 8 2021;18(1):13. doi:10.1186/s12970-021-00412-w

5. Kreider RB, Kalman DS, Antonio J, et al. International Society of Sports Nutrition position stand: safety and efficacy of creatine supplementation in exercise, sport, and medicine. Journal of the International Society of Sports Nutrition. 2017;14:18. doi:10.1186/s12970-017-0173-z

6. Jagim AR, Kerksick CM. Creatine Supplementation in Children and Adolescents. Nutrients. 2021;13(2):664. doi:10.3390/nu13020664

7. Salomons GS, Van Dooren SJM, Verhoeven NM, et al. X-linked creatine transporter defect: An overview. 2003;26(2-3):309-318. doi:https://doi.org/10.1023/A:1024405821638

8. Turner CE, Byblow WD, Gant N. Creatine supplementation enhances corticomotor excitability and cognitive performance during oxygen deprivation. The Journal of neuroscience : the official journal of the Society for Neuroscience. Jan 28 2015;35(4):1773-80. doi:10.1523/jneurosci.3113-14.2015

9. Fisher GG, Chacon M, Chaffee DS. Chapter 2 - Theories of Cognitive Aging and Work. In: Baltes BB, Rudolph CW, Zacher H, eds. Work Across the Lifespan. Academic Press; 2019:17-45.

10. Barnes JN. Exercise, cognitive function, and aging. Advances in physiology education. Jun 2015;39(2):55-62. doi:10.1152/advan.00101.2014

11. Mandolesi L, Polverino A, Montuori S, et al. Effects of Physical Exercise on Cognitive Functioning and Wellbeing: Biological and Psychological Benefits. Front Psychol. 2018;9:509-509. doi:10.3389/fpsyg.2018.00509

12. Alves CR, Merege Filho CA, Benatti FB, et al. Creatine supplementation associated or not with strength training upon emotional and cognitive measures in older women: a randomized double-blind study. PloS one. 2013;8(10):e76301. doi:10.1371/journal.pone.0076301

13. Borchio L, Machek SB, Machado M. Supplemental creatine monohydrate loading improves cognitive function in experienced mountain bikers. The Journal of sports medicine and physical fitness. Aug 2020;60(8):1168-1170. doi:10.23736/s0022-4707.20.10589-9

14. Benton D, Donohoe R. The influence of creatine supplementation on the cognitive functioning of vegetarians and omnivores. The British journal of nutrition. Apr 2011;105(7):1100-5. doi:10.1017/s0007114510004733

15. Cook CJ, Crewther BT, Kilduff LP, Drawer S, Gaviglio CM. Skill execution and sleep deprivation: effects of acute caffeine or creatine supplementation - a randomized placebo-controlled trial. Journal of the International Society of Sports Nutrition. Feb 16 2011;8:2. doi:10.1186/1550-2783-8-2

16. Hammett ST, Wall MB, Edwards TC, Smith AT. Dietary supplementation of creatine monohydrate reduces the human fMRI BOLD signal. Neuroscience letters. Aug 2 2010;479(3):201-5. doi:10.1016/j.neulet.2010.05.054

17. Ling J, Kritikos M, Tiplady B. Cognitive effects of creatine ethyl ester supplementation. Behavioural pharmacology. Dec 2009;20(8):673-9. doi:10.1097/FBP.0b013e3283323c2a

18. McMorris T, Harris RC, Swain J, et al. Effect of creatine supplementation and sleep deprivation, with mild exercise, on cognitive and psychomotor performance, mood state, and plasma concentrations of catecholamines and cortisol. Psychopharmacology. Mar 2006;185(1):93-103. doi:10.1007/s00213-005-0269-z

19. McMorris T, Mielcarz G, Harris RC, Swain JP, Howard A. Creatine supplementation and cognitive performance in elderly individuals. Neuropsychology, development, and cognition Section B, Aging, neuropsychology and cognition. Sep 2007;14(5):517-28. doi:10.1080/13825580600788100

20. McMorris T, Harris RC, Howard AN, et al. Creatine supplementation, sleep deprivation, cortisol, melatonin and behavior. Physiology & behavior. Jan 30 2007;90(1):21-8. doi:10.1016/j.physbeh.2006.08.024

21. Merege-Filho CA, Otaduy MC, de Sá-Pinto AL, et al. Does brain creatine content rely on exogenous creatine in healthy youth? A proof-of-principle study. Applied physiology, nutrition, and metabolism = Physiologie appliquee, nutrition et metabolisme. Feb 2017;42(2):128-134. doi:10.1139/apnm-2016-0406

22. Rae CD, Bröer S. Creatine as a booster for human brain function. How might it work? Neurochemistry international. Oct 2015;89:249-59. doi:10.1016/j.neuint.2015.08.010

23. Rawson ES, Lieberman HR, Walsh TM, Zuber SM, Harhart JM, Matthews TC. Creatine supplementation does not improve cognitive function in young adults. Physiology & behavior. Sep 3 2008;95(1-2):130-4. doi:10.1016/j.physbeh.2008.05.009

24. Smolarek AC, McAnulty SR, Ferreira LH, et al. Effect of 16 Weeks of Strength Training and Creatine Supplementation on Strength and Cognition in Older Adults: A Pilot Study. Report. J Exerc Physiol Online. 2020/08//

// 2020;23:88+.

25. J VANC, Roelands B, Pluym B, et al. Can Creatine Combat the Mental Fatigue-associated Decrease in Visuomotor Skills? Medicine and science in sports and exercise. Jan 2020;52(1):120-130. doi:10.1249/mss.0000000000002122

26. Watanabe A, Kato N, Kato T. Effects of creatine on mental fatigue and cerebral hemoglobin oxygenation. Neuroscience research. Apr 2002;42(4):279-85. doi:10.1016/s0168-0102(02)00007-x